Coronación de la Reina de San Andrés tradición de Ciudad Colonial

Coronación de la Reina de San Andrés tradición de Ciudad Colonial
La actividad recibió el apoyo del Proyecto Rescate de Tradiciones del Programa de Fomento de Turismo de Ciudad Colonial.

Coronación de la Reina de San Andrés tradición de Ciudad Colonial

La actividad recibió el apoyo del Proyecto Rescate de Tradiciones del Programa de Fomento de Turismo de Ciudad Colonial.

En Ciudad Colonial las navidades dan inicio con la tradicional celebración del día San Andrés, el fiel apóstol de Jesús que siguió el camino de la predica hasta levantar el polvo. Gestoras culturales mantienen viva la memoria de unos de los eventos comunitarios más emblemáticos del sector, conectado incluso con las primeras acciones independentistas del pueblo dominicano.

Las Damas de la mesa Redonda Panamericana organizan la coronación y desfile de la reina de San Andrés con la que rememoran el carnaval del agua, la señorial fiesta blanca y los juegos comunitarios en los que los moradores se lanzaban unos a otros talco perfumado, distintas expresiones que ha tomado la fiesta de San Andrés en Ciudad Colonial desde el siglo XVII.

Este año la lluvia no paró la fiesta. Las nubes cubrieron de blanco algodón el horizonte, escenario digno para recibir a las pequeñas reinas portadoras de la centenaria tradición. Melissa Mei entregaba la corona que había portado con entusiasmo durante todo un año a la nueva monarca.

Al caer la tarde Alias Beras, ataviada de un hermoso vestido blanco de extensa capa y cola recibió el honor de representar a las niñas de Ciudad Colonial en 2017. Se mostró agradecida de la oportunidad, mientras exhortó a los jóvenes a conocer sus raíces y celebrar sus tradiciones.

La corte estuvo integrada por otras pequeñas vestidas de blanco y sus chambelanes, quienes lucían los clásicos trajecitos infantiles. Padres y madres, que a su vez han sido miembros del cortejo de la reina en el pasado, tomaban fotos con una mezcla de nostalgia y orgullo de ver a sus retoños continuar la tradición.

Partiendo de la Palo Hincado, el desfile recorrió toda la calle El Conde hasta La Meriño, con la amenización de la Banda Interbarrial de la Dirección General de Desarrollo Comunitario.

Ese año como novedad, fue integrada la representación viva de San Andrés que acompañó el cortejo durante el recorrido. Como símbolo de la tradición de juegos, al desfile se integraron zanqueros y un gracioso personajes infantil que lanzaba polvos blancos a los transeúntes, provocando la algarabía al paso de la marcha.

Doña Mercedes Coste, directora de la Mesa Redonda Panamericana, fajadora líder comunitaria, es la gestora de la actividad. Son titánicos sus esfuerzos para articular el apoyo de las autoridades locales, compañeras de asociación, familias y juntas de vecinos. Ella sueña con devolver todo el esplendor a esta patronal que celebra lo mejor de la vida comunitaria, la alegría como principio y el espíritu de entrega hacia la fe representado en San Andrés.

La actividad recibió el apoyo del Proyecto Rescate de Tradiciones del Programa de Fomento de Turismo de Ciudad Colonial.

Al final hubo una presentación de los Cuentos de Kin Sánchez, recreación de la fiesta de San Andrés durante la época independencia Efímera.